En los últimos años las tecnologías 4.0 están cada vez más presentes en todos los campos. Las innovaciones son cada vez más patentes y vemos que el trabajo humano es cada vez más sencillo gracias a la robótica y la inteligencia artificial. Los drones, al igual que otro tipo de maquinaria, son fruto del desarrollo de esta tecnología. Hasta el momento, se han utilizado principalmente simplemente para el entretenimiento o la fotografía, es decir, usos relativamente sencillos. Sin embargo, la realidad es que los drones son una gran aportación y podrían suponer una revolución en muchos de los procesos actualmente existentes. Desde el reparto de mercancías hasta extinción de incendios, podrían ser un gran aliado para el ser humano a la hora de brindar soluciones a problemas existentes evitando que vidas humanas corran peligro de forma innecesaria.

La agricultura de precisión es otra de las ramas fruto del crecimiento exponencial de la innovación de los últimos años, y la introducción de drones permite, por un lado, una recogida de datos instantánea sobre el estado de los cultivos y, por otro, la fumigación y riego de terrenos de una más rápida, segura y eficiente.